Cuando hablamos de maltrato siempre lo relacionamos con una pareja o un familiar, pero este puede venir de la persona que menos te esperas. Y es que las personas valoramos la amistad como un tesoro, pero, ¿y si esa persona no te está aportando nada bueno?

Muchas veces no llegamos a entender que la forma en la que nos tratan otros no está bien. Cuando una persona te habla mal, intenta hundirte, te humilla y todo para intentar dejarte por debajo de él, eso es maltrato.

El maltrato no solo puede venir de una persona con la que tengas una relación amorosa o de consanguinidad, sino que puede venir también de quien nosotros consideramos un amigo.

1. ¿Cómo detecto el maltrato psicológico de un “amigo”?

Detectar este tipo de situación de una persona que consideras un amigo, muchas veces es complicado. Estamos acostumbrados a aceptar a nuestros amigos como son, con sus más y sus menos, porque como se ha dicho siempre: “hay que tener amigos hasta en el infierno”. Pero esta frase hecha no hay que tomársela al pie de la letra, ya que si esa persona no te aporta ningún beneficio sino lo que hace es reducirte como persona, mejor alejarse.

Pues bien, vamos a ver una serie de situaciones que te han de hacer saltar todas las alarmas:

  • Se burla de tu forma de vestir, de tus gustos o de tus aficiones: señalicemos que esta burla es constante y con afán de hacerte sentir mal y dejarte en ridículo delante de otras personas.
  • Te distancia de otras personas o intenta que no quedes con nadie más: estas personas son acaparadoras, te hacen sentir que no puedes tener más amigos y que es la única persona que siempre va a estar ahí. Si pasa esto, ¡huye!
  • Te hacer sentir una persona de poco valor: te dice que eres una persona fea, que no tienes capacidades para lograr algo e intenta que no progreses en la vida.
  • Siempre intenta quedar por encima de ti: esa persona es la mejor, la más guapa, la que mejor hace todo porque es que tú no sabes y ella por supuesto que sí.

2. ¿Cómo actuar en estos casos?

La dependencia emocional y mental que tenemos con los amigos, a veces es mucho mayor que la que tenemos con las parejas. Porque como ya te he dicho anteriormente, la amistad la valoramos por encima de todo. Y es por esto que es mucho más difícil distanciarse de un “amigo”.

Pero, ¿qué puedes hacer en los casos de maltrato psicológico de un “amigo”?

2.1. Poner distancia de por medio

Lo primero que tenemos que hacer en estos casos es distanciarnos. Debemos ser fuertes y acabar con esa amistad que no nos está haciendo bien.

Esto será una de las partes más complicadas, ya que este tipo de personas no dejan escapar a sus menospreciados tan fácilmente.

Pero es el momento de avanzar y decir adiós a esa persona.

2.2. Apóyate en otras personas que sí te hacen bien

Como ya sabemos, este “amigo” nos ha hecho (o al menos lo ha intentado) separarnos de otras personas que realmente sí te valoraban, y es hora de retomar el contacto.

Y aquí quiero hacer un inciso, hay que valorar quién merece la pena y quién no. Es decir, no podemos volver a caer en la trampa: si esa persona le seguía el juego al “amigo tóxico”, se burlaba de ti con él, esa persona también tienes que descartarla.

A lo que nos referimos son aquellas personas que te apoya, te ayudan a mejorar, te escuchan sin burlarse, aquellas que te hacen bien. Estas personas pueden ser viejos amigos, familiares o gente nueva, porque igual la mejor opción es ampliar contactos y salir del círculo vicioso.

2.3. Pide ayuda a un profesional

Queramos verlo o no, este tipo de situación es maltrato, y el maltrato deja secuelas. Estas secuelas emocionales son difíciles de superar por uno mismo y por ello la mejor opción es acudir a un profesional.

3. En Psicoclinic queremos ayudarte

Si estas viviendo este tipo de situación o la has vivido y aún no la has superado, en Psicoclinic podemos ayudarte. Nuestro equipo de profesionales te ayudará y te guiará en el camino de mejorar tu salud mental.

Tenemos terapias tanto online como presenciales en nuestras clínicas, solo tienes que reservar tu cita aquí abajo:

Entradas recomendadas