Dentro del entorno educativo, uno de los grandes problemas que se da es el del Bullying o acoso escolar, el cual causando grandes daños en la víctima. El entorno escolar no está exento de violencia y conflictividad: los seres humanos dentro de nuestras interacciones sociales podemos presentar diversos tipos de conductas, entre ellas las conductas violentas, y el entorno escolar, entendido como pequeña muestra de lo que es la sociedad y del entorno en el que vivimos, no puede entenderse sin cierta conflictividad.

Al no ser casos aislados los casos de Bullying se intenta aumentar el nivel de prevención y concienciación sobre el problema, con la ventaja de ser un entorno en cierta medida controlado o en el que se pueden generar cambios. Pero al igual que se pueden poner medios para su prevención, con el mismo desarrollo de la sociedad y de la tecnología, el acoso escolar ha encontrado nuevas vías de actuación: el Ciberbullying.

¿CÓMO SE DA EL BULLYING Y EL CIBERBULLYING?

Para entender el ciberbuying, es necesario entender el cómo se da el bullying. Entre sus diferentes formas, podemos encontrar acciones como la intimidación mediante la verbalización de aspectos desagradables, cuando se ríen de la víctima mediante motes hirientes, cuando le ignoran y le excluyen de las actividades grupales,.. Pero también cuando le pegan, empujan o amenazan, mienten sobre la víctima, le dejan mensajes ofensivos o convencen a los demás para que hagan lo mismo o no se relaciones con ella.

  1. Físico: conductas agresivas directas (contra el cuerpo) o indirectas (robar, romper objetos, ensuciar,…)
  2. Verbal: insultos, motes, hablar mal de esa persona, mentiras, etc.
  3. Social: Se excluye y aísla a la víctima, no le dejan participar en ciertas actividades, se le margina e ignora, etc.
  4. Psicológico: Disminuyen su autoestima, generan en la persona inseguridad y miedo, le humillan y desvalorizan, se ríen, etc.

Por ende, el ciberbullying se puede dar de de la misma manera pero con un componente crucial: las redes sociales, páginas webs, aplicaciones de mensajería instantánea, etc., donde se puede insultar y hostigar a la persona y divulgar estos hechos. Puede ser de forma directa, cuando le envían directamente mensajes a la víctima por ejemplo, o de forma indirecta, cuando el acosador utiliza cómplices (que no siempre saben que lo son).

  1. Insultos electrónicos
  2. Hostigamiento: Mensajes ofensivos a largo plazo, más unilateral.
  3. Denigración: Dar y difundir información despectiva y falsa en webs o por correo electrónico, mensajes instantáneos y similares.
  4. Suplantación: Hacerse pasar por la víctima y enviar mensajes agresivos, crueles o negativos.
  5. Desvelamiento y sonsacamiento: conseguir información sobre la víctima que sea comprometida o privada y difundirla.
  6. Exclusión: No dejar participar a la persona en una red social específica, grupos de whatsapp, etc.
  7. Ciberpersecución: Enviar constantemente mensajes, emails, etc., amenazantes e insultantes.
  8. Paliza feliz (happy slapping): Realizar una agresión física a la víctima, grabarle y colgarlo en internet para que más gente lo vea.

Así mismo, aunque una categorización de las formas de bullying sea de violencia psicológica concreta, se debe entender que todas las formas tienen un componente psicológico.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE EL ACOSO ESCOLAR?

Al considerar que una persona está sufriendo Bullying o Ciberbullying, se suelen dar las siguientes características: Que exista una víctima que no puede defenderse ante uno o varios agresores, los cuales actúan con intencionalidad y crueldad; que exista desigualdad de poder entre víctima y agresor (más fuertes física, psicológica o socialmente). Se da una situación de desigualdad; que las conductas violentas se produzcan con periodicidad, persiste en el tiempo, produciendo dolor cuando se ataca y sin ataque al pensar que será el atacado de nuevo; y que el objetivo para las burlas sea con más frecuencia una sola víctima que varias (pero también se da con un grupo como objetivo de burlas).

ENTONCES, ¿QUÉ ES EL CIBERBULLYING?

En resumen, el Ciberbullying, o acoso cibernético entre iguales, se define por diferentes autores como actos intencionados mantenidos en el tiempo donde se realizan comportamientos agresivos mediante el uso de herramientas electrónicas por parte de una persona o un grupo de personas hacia una víctima, la cual no puede defenderse con facilidad. Estos comportamientos podrían ser colgar imágenes o textos vejatorios en Internet, por correo electrónico, móviles o redes sociales, así como chantajear o insultar en los mismos medios, por ejemplo. Como definiría el autor Aftab, se da un ciberacoso cuando “un niño o adolescente es atormentado, amenazado, acosado, humillado, avergonzado o se convierte en el blanco de otro niño, niña, o adolescente a través de Internet, tecnologías interactivas y digitales o teléfonos móviles”.

No estamos exentos de que a alguien de nuestro alrededor pueda sufrir este tipo de actos violentos, los cuales generan tanto sufrimiento físico como emocional (que puede acabar incluso en ideaciones suicidas). Por ello es importante intentar prevenirlos, saber identificarlos y saber cómo actuar frente a estas situaciones para intentar mejorar socialmente.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *